Prison School se va a la mierda en el final de su segundo arco.

Posted on Actualizado enn

Student_Council_(Anime_Ver.)

Pues bien, ya había hablado con anterioridad de Prison School y la había recomendado pese a la cantidad de fanservice que contiene. Advierto que esta segunda entrada tendrá un sinfín de spoilers porque doy por entendido que lo han leído por lo menos en algún momento.

El primer arco terminaba con Kyoshi y los chicos demostrando su inocencia pese a la insistencia del  Consejo Estudiantil Clandestino de probar lo contrario. En un giro que nadie se esperaba (?), el CEC termina con la misma condena de los chicos y ahora tendrán que pasar un mes encerradas. Uno creería que fue una medida sacada de la manga para alargar la historia.

53988_prison_schoolLa verdad es que, al principio este segundo arco pintaba interesante. Para empezar, ¿Nunca se habían preguntado, por qué el trío de Mari, Meiko y Hana forman el consejo ‘clandestino’? Lo cierto es que yo no -ni siquiera lo había notado-, pero toma relevancia porque resulta que hay un Consejo Estudiantil Electo y está conformado por Kate Takenomiya (La presidenta), Risa Bettou (vicepresidenta) y Mitsuko Yokoyama. Este nuevo consejo tomará el lugar del CEC a la hora de los castigos y, sí creíamos que las únicas malas eran ellas, resulta que Kate y sus amigas pueden ponerse al mismo nivel si es necesario. (Y disfrutamos un poco de la justicia poética por un rato, hasta que vemos lo que son capaces de hacer).

[Hasta esta parte, han hecho un OVA en lo que tienen suficientes capítulos para arrancar la segunda parte del anime. Para verlo, ir acá. ]

Por giros del destino que ahora mismo no recuerdo, Kiyoshi termina nuevamente en la prisión, así que está encerrado con el CEC y la relación que tiene con Hana está complicándose de nuevo, porque ella sigue aferrada a buscar la venganza que Kiyoshi le debe.

Mientras están en la prisión, conocemos más del pasado del CEC, especialmente la relación que Mari y Meiko tienen y es que, resulta que ellas y Kate se conocen desde la primaria y ésta última se ha encargado desde ese momento a joder a las otras dos. Particularmente a Meiko que no siempre fue la sádica que conocimos en el primer arco.Debido a varias situaciones, Meiko termina teniendo una especie de regresión y comienza a comportarse como la niña que era, teniéndole miedo a casi todos y siendo muy débil ds_1180_bannere carácter.

Como es de esperarse, el CEC quiere salir de la prisión y van planeando a lo largo de todo este arco una manera de escape. Al mismo tiempo, Kate busca romper al CEC, pero no sólo como título, sino la relación que Mari, Meiko y Hana tienen. Como se la pasa observándolas, se da cuenta de la atracción que Hana tiene con Kiyoshi y de los celos que siente debido a la fuerte preocupación que Mari muestra por Meiko, sintiéndose desplazada.

Kate logra aparentemente su objetivo y termina haciendo que Hana se ‘alie’ a ella gracias unos videos que grabó de Kiyoshi y Mari donde aparecen en una situación bastante comprometedora. Videos con los que también chantajea a Mari, pues quiere mostrarlos a las demás estudiantes para que vean la hipocresía con la que se comporta dentro de prisión (recordemos que Mari les declara la guerra a todos los hombres y fue quien impuso la regla de que las chicas no debían hablar con los chicos) y así cesar las actividades del CEC.

Por su parte, Joe, Shingo y Gakuto siguen tomando clases mientras intentan ayudarle a Kiyoshi y al CEC, durante ese tiempo, conocen a dos nuevas chicas (una de ellas es Mitsuko) que son las únicas que les hablan, junto con Chiyo y Anzu. Y André se ha vuelto loco sin tener a la Vicepresidenta, así que, por cosas del destino, termina convirtiéndose en la mascota de Risa y abandonando a los chicos.

Mari1Al final, gracias a una jugada sucia de Mari, terminan siendo liberadas las chicas por Kate. Sin embargo, no se va a quedar de brazos cruzados luego de la humillación que le hizo pasar su enemiga.

Así es como llegamos al punto donde la historia se echa a perder.

Como el objetivo de Kate es desaparecer al CEC, hace una apuesta con Mari en la que, durante los eventos deportivos escolares tendrán que ir ganando varias competencias, el Consejo que acumule más, será el que permanecerá existiendo. Y llevamos como 20 jodidos capítulos de la puta competencia y otros 10 del último evento, la caballería (y que definirá el desempate).

Por cierto, en las mismas competencias, Kiyoshi toma la decisión de confesarse a Chiyo, pero luego de lo que hace con Hana (que al final logra vengarse y ‘confesado’ sus sentimientos) ya no está tan seguro y empieza con un montón de dudas hasta que, luego de las palabras de Mari, se decide a jugársela. Sin embargo, en su afán de conseguir la victoria para el CEC, termina obedeciendo a Mari y humillándose en frente de toda la escuela.

Durante este relleno, lo único interesante han sido dos cosas: La historia del padre de Chiyo y Mari -que termina teniendo un accidente mientras 20140728114431876iba de camino a la escuela y, pierde la memoria- y el avance importante que hizo  Hana con Kiyoshi, pero como es de esperarse, con Kiyoshi siendo tan inteligente no entiende lo que ha pasado.

¿Y entonces?

Parece que va para largo el final de este arco y es una pena. Sinceramente los capítulos van lentísimo y llenos de diálogo innecesario  (para que nos quejaramos de series que pecan de lo mismo -Naruto-) y no podemos salir de la competencia de caballería. Probablemente el autor ya no sepa cómo seguir luego de esto o le estén pidiendo que se alargue por la cantidad de fanservice que le está poniendo (¿Cómo carajos pierden la ropa si llevan más de 30 capítulos de pie unos frente a las otras?, igual no puedo buscarle lógica si siempre han buscado las excusas más idiotas para mostrar carne).

Aparte de las situaciones ‘entretenidas’ o ‘interesantes’ mencionadas arriba, lo único relevante que cabría mencionar es el cambio tan drástico que han tenido los personajes femeninos: Mari que empieza a ver a Kyoshi como aliado, Chiyo poniéndose celosa y actuando ‘más sexualizada’, Meiko que ha mostrado sus debilidades (Hiramoto  no parece ponerse de acuerdo en si ya nos devuelve a su versión sado o no) y Hana, que comienza a ser un poquito menos violenta. Las únicas que no salen bien libradas de esta transformación son, como se puede suponer, Meiko y Chiyo (aunque le dura poco, es forzadísimo a más no poder), mientras que Hana y Mari se han vuelto un poquito más completas.

Si soy sincera, sólo la sigo leyendo para saber cómo termina lo del Director, que en unas cuantas páginas ha sido más emocionante su historia que el resto del manga.

Así que nada, ya volveré a reportarme.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s