Últimas Actualizaciones del Evento

1Q84 y las coincidencias de la vida.

Posted on Actualizado enn

Imagen

-Hay alguien a quien quiero que conozcas -dijo Fukaeri.

-Voy a conocer a esa persona -confirmó Tengo.

Fukaeri asintió.

-¿Quién es? -Preguntó Tengo.

Siempre que pensaba en abrir un blog, la primera cosa de la que quería hablar era sobre Murakami. Él es de mis escritores favoritos; empezó siéndolo con la aclamada Norwegian Wood (en mis tierras, Tokyo Blues) hace… ¿5 años? Tiempo más, tiempo menos. Leí el libro más o menos en mis años de preparatoriana. Pero no voy a hablar de Tokyo… (al menos, en esta entrada no). Hablaré de algo más personal: 1Q84.

Siendo fan temprana de Haruki(-San), le pedí a mi madre que me comprara 1Q84 por los ecos que traía a mi cabeza ( recordándome -EVIDENTEMENTE- a 1984 de George Orwell), claro, tuve que esperar un poco pero finalmente lo tuve… hace cosa de un año y meses.

Las dos primeras partes en donde conoces la vida y demás de Aomame y Tengo me atraparon irremediablemente *fangirleo*… aunque es un poco desesperante el hecho de que, como buenos personajes de Murakami, siguieran estáticos y no buscaran acercarse más a su meta… A veces Haruki deja que sus personajes no se muevan ni un poco (tal como hacemos las personas algunas veces, prefiriendo que nos arrastre la marea hasta nuestro destino).

Me quedé en la parte dos.  Junto con mi amigo Guillermo (Un hombre super majo al que conozco de cosa de… ¿5 o 6 años? Que me corrija si estoy mal) que también lo leía en esos momentos.

Pasó el tiempo hasta que encontré la tercera parte de la saga y fue más o menos por enero / febrero y aquí es donde empiezan las coincidencias cursis… y las no tan cursis.

Murakami tiende a crear personajes que, desde mi punto de vista, es muy común encontrar en nuestras vidas (al menos, en la mía, si conozco a varios tipos / tipas que encajan con algunos personajes de todo su mundo literario). Sintiéndome importante, me identifiqué con Aomame (por algunos aspectos, tampoco me crean entrenadora – *SPOILER* Asesina a sueldo (?)). En fin, a lo que voy. Durante un tiempo, estuve (y medio estoy) saliendo con una persona y cuando era feliz a mí manera (ya saben, viendo la tele en hoteles y demás xD), apareció ante mí alguien que hacía tiempo no sabía de su existencia.

1Q84 habla sobre Aomame y Tengo, ella entrenadora y él escritor, se conocieron a los 10 años en la escuela primaria y tenían ciertas cosas en común, pero nunca se hablaron. Hasta que por cosas del destino (como entrar a un mundo… dimensión paralelos) deciden buscarse.

Cuando empecé a leer la tercera parte de la saga (y que ya iba por una parte importante) las cosas del libro se empezaron a parecer a lo que me pasaba y sí, me llegó Tengo. Salí con él durante la secundaria y fue mi primer amor y mi primer corazón roto, para volver a ser la primera persona con la que regresaba y la primera persona a la que le rompía el corazón… (¿Ven que si tengo alma?). Él dio el primer paso buscándome y como habíamos superado nuestras rupturas, él me confiaba las cosas de su nueva novia y lo que sucedía en su vida cotidiana, yo, bien… me reservaba mis secretos, después de todo… había cosas que él no debía saber. Después de tratarnos un mes, él terminó con su novia. Como verán, la cosa apuntaba a que terminaríamos saliendo de nuevo (siguiendo la cadenita antes mencionada) y lo hicimos, pero nuevamente no funcionó. Y volví a mi rutina de ir a ver tele a los hoteles y hacer cosas indecentes en los cines.

Durante ese tiempo, convertí a Murakami en mi dios de ojos rasgados para luego maldecirlo por hacerme creer que podía vivir algo tan… rosita como lo que le pasaba a Aomame y Tengo. Ahora está perdonado (tampoco me costó tanto, fue cosa de unas semanas).

Y ahora sí, la recomendación del libro. (Tanto choro para eso).

1Q84 es un libro que todo amante de las historias surrealistas o todo amante de la literatura japonesa o de éste hombre debe de leer. La trilogía (distribuida en dos libros en la edición de Tusquets Editores) alcanza las 1000 y pico páginas de varios temas: conflictos sociales, conflictos personales, soledad y melancolía así como sexo ocasional y medio dilemas morales. Vamos, toda una obra de su estilo. Por lo menos amarán a uno de los personajes principales, o querrán matar a los dos por ser tan lentos y no moverse.

Yo lo disfruté (dejando de lado mi historia de colegiala enamorada) por todo: las descripciones, las construcciones de los personajes, las situaciones… Pero bueno, soy fan ciega de éste hombre.

Eso sí, querrán matar a Murakami por el final y es de esperarse siendo él… O querrán escribir su propio final para la novela (como yo) para poder descansar en paz sus almas lectoras.

1Q84 (One Q Eighty-Four o ichi-KYU-hachi-yon (いちきゅうはちよん Ichi-Kyū-Hachi-Yon))

Haruki Murakami, 2009-2010. Japón.

Conejos, amor y conspiración.

Posted on Actualizado enn

Como primera entrada formal, hablaré de los últimos libros que he leído este mes.

Imagen

1er libro (Sólo porque es el que acabo de leer) Cuando Dios era un Conejo

Empecemos por el título… ¿Curioso, verdad? y ¡Vaya portada más hipster tiene! La reseña no explica la gran cosa, sin embargo, decidí comprarlo porque hacía un par de meses que no leía nada occidental o me alimentaba culturalmente de Europa y/o América.

Escrito por Sarah Winman, Cuando Dios era un Conejo habla sobre una pequeña llamada Eleanor Maud que vive con su familia (Padre, madre y hermano mayor) en Inglaterra.  Elly (como le dicen de cariño) es la narradora de la historia que sucede a través de cuatro décadas, tiempo que divide en dos y cuenta cómo es su vida unida a su hermano Joe. A través de él, Elly conocerá varias cosas que le podrán esperar o no cuando tenga su edad: el amor adolescente, la decepción y la tristeza de tener un corazón roto, así como el sentirse apartado de los demás.

La verdad es que es un libro muy conmovedor y no sé si es por el maldito SPM pero estuve a punto de llorar varias veces con las historias de Elly (que, dicho sea de paso, se ganó mi simpatía desde el primer capítulo en el que se cuestiona sobre Dios -y de una manera tan graciosa-). Probablemente haya pasajes en que se puedan identificar si es que se animan a leerlo. La lectura se hace rápida y las casi 400 páginas que lo conforman se pasan enseguida (lo leí en dos días, con eso digo todo).

Imagen

2o libro: La última Princesa de Manchuria

No lo voy a negar: me convencí por el color llamativo de la portada y porque la palabra bisexual (aunque sólo para apantallar, porque no hay nada de eso en el libro) aparecía en la parte de atrás del libro (soy así). Escrito por la pluma de Lilian Lee (que ya había escrito novela histórica y es autora de Adiós a mi concubina), La última princesa de Manchuria nos ofrece la historia de Yoshiko Kawashima, una joven mujer sensual e inteligente que, valiéndose de estas cualidades,  logra recuperar el honor que ha perdido su familia al ser despojada de su poder.

Esta obra está situada en el período que va de 1932 a 1945 (años en los que existió el territorio de Manchukuo -Manchuria controlada por los japoneses que invadieron un año antes esas tierras chinas). Si les gusta leer sobre conspiraciones y traiciones, es una buena opción… Aunque el final quizás es un poco decepcionante según del lado en que te tenga Yoshiko.  El libro está cortito, pero sí cuesta un poco leerlo por eso de las referencias históricas que tiene (y que en éste caso, sí se deben conocer para enterarte de como va el pedo).

Imagen

3er libro (el primero de este mes, en realidad) Amor bajo el espino blanco

Otra historia cursi… muy cursi, pero me dejé llevar por la china de la portada. Nos remonta a una China que está sufriendo la Revolución Cultural comandada por Mao Zedong (año 1966) y donde nuestra protagonista, Jingqiu, vive siguiendo al pie de la letra las nuevas normas impuestas por los comunistas. Jingqiu está siendo re-educada y es enviada al campo, lugar donde tendrá que ayudar y aprender sobre la pequeña comunidad en la que vivirá por un breve tiempo. Acogida por la familia del señor Zhang (quien la lleva hasta el pueblo), Jingqiu lo primero que ve es un espino que es famoso porque da flores rojas en lugar de las blancas normales,  a causa de que allí fueron enterrados los soldados que murieron combatiendo a los japoneses durante los años de la ocupación.  Jingqiu se enamora del joven Sun, que fue acogido por la familia Zhang al igual que ella (aunque por motivos diferentes), pero la diferencia de clases sociales (él es militar y ella hija de un traidor al comunismo) representa una gran barrera que le impide a la joven entregarse totalmente al primer amor. (Ains, que cursi soné)

Ai Mi es la autora de este libro que está basado en hechos reales. Jingqiu sí existió y fue quien le contó a la autora su historia, Ai Mi la recopiló y la transcribió en su blog y allí fue donde se empezó a hacer conocida la historia de éste amor tan puro y casto (y que es un poco desesperante a veces).

Si les gustan las historias rosas, Amor bajo el espino blanco es perfecta. La lectura es fácil y rápida, pero se debe de tener un poco de cultura general para poder meterse en el contexto en que se desarrolla la historia y así entender el comportamiento de la joven Jingqiu, así como las tradiciones y mitos que la rodean.

Por cierto… en 2010 salió una película basada en el libro (que aún no veo). El trailer (con audio en español : /  xD ) acá abajo.

Y hasta aquí mi primera entrada, seguro que me engolosino y pronto subo más.

Imagen

Páginas revueltas y otras cosas randoms…

Posted on Actualizado enn

  

Hola, hola, hola~

Ya… bueno, como tengo muchas cosas randoms e innecesarias que comentar me he decidido a abrir esto.  Y todos deberían leerme (aunque sea de vez en vez) porque como dirían por ahí: “Podríamos estar ante la más grande genocida de esta década”. Trataré de no dejar botado este blog en el que hablaré de mí, de mí y quizás de mí. Recomendaré libros, películas y hablaré de cualquier cosa que se me cruce (seguro que lleno esto de chinas LOL).

Para empezar diré que el nombre me lo autoplagié pues es nombre de un fic (que lleva cuatro años y próximo a terminar) que salió de mi enferma y friki mente. Como soy así de cabrona no les diré de qué es o de que trata.

Es todo.